fractura-escafoides

Fractura del Escafoides

diciembre 28, 2015 - by admin - in Fisioterapia, Noticias

No Comments

Hoy en KiddoSalud hemos querido fijarnos en un tipo de fracturas que a menudo son difíciles de detectar porque no suele haber deformidad visible, nos referimos a las fracturas del hueso escafoides. La forma más común de fracturarse el escafoides es una caída sobre la muñeca en una posición extendida aunque algunos traumatismos directos como un puñetazo también puedan causarla. Por tanto es recomendable el cuidado de la zona utilizando un protector durante la realización de actividades de alto riesgo.

Los síntomas comúnes en este tipo de fracturas son: dolor articular de la muñeca, hinchazón y aparición de hematomas que se localizan en la base del pulgar. Las actividades funcionales, como la sujeción y la torsión de la muñeca también pueden ocasionar dolor. 

El área más común de dolor es la región conocida como la tabaquera anatómica.

tabaquera anatómica

Este espacio está situado justo debajo del pulgar, cerca de la muñeca. Si la aplicación de presión en este espacio produce dolor, puede haber una lesión en el escafoides. 

Para determinar si existe una fractura se utiliza habitualmente una prueba de imagen simple como la radiografía. Uno de los problemas que presenta este tipo de fracturas es que las radiografías no siempre muestran la fractura de escafoides y esta pasa desapercibida. Si los síntomas y el mecanismo de la lesión son compatibles con una posible fractura, la muñeca será tratada generalmente como una muñeca fracturada, aunque las radiografías sean negativas. Se suele recomendar otra radiografía un par de semanas después. A veces puede que se complete el estudio con otras pruebas como una resonancia magnética o un escáner.

Aunque este tipo de fracturas a menudo no cursen con deformidad debemos prestar atención a su posible existencia ya que el hueso escafoides tiene un suministro de sangre muy limitado y con frecuencia puede resultar que la fractura sea incapaz de curar y se produzca una necrosis avascular del hueso secundaria a la lesión. Debido a este suministro de sangre limitado, el diagnóstico precoz de la lesión es necesaria para asegurar el tratamiento adecuado.

TRATAMIENTO DE LA FRACTURA DE ESCAFOIDES


clavo-fx-escafoides

En el caso de una fractura, las radiografías se repiten en intervalos periódicos para monitorizar el progreso de curación. Debido a que el suministro de sangre es limitado, las fracturas de escafoides pueden tardar hasta 12 semanas en consolidar. Si la curación no se está produciendo en un tiempo razonable o si hay una fractura desplazada será necesaria la cirugía. El tratamiento quirúrgico de la fractura de escafoides consiste en clavar el hueso para reconectar los extremos de la fractura, y después inmovilizar.

En algunos casos, incluso con la cirugía, la curación del hueso no se produce. Esta situación se denomina necrosis avascular que simplemente significa que el tejido óseo ha muerto por una falta de riego sanguíneo. En estos casos, puede estar recomendado el uso de un injerto de hueso con un aporte vascular propio.

Para una fractura sencilla, se recomienda la inmovilización de la zona lesionada las primeras 4-6 semanas. Ya sea con un yeso o una férula (preferiblemente si existe inflamación) para minimizar el movimiento combinando dicha inmovilización con la aplicación periodica de hielo para ayudar a reducir la inflamación y el dolor

Después, una vez haya consolidado la fractura, la fisioterapia nos ayudara a restaurar el rango de movimiento y la fuerza. En KiddoSalud podemos ayudarte con la rehabilitación, si has sufrido una fractura del escafoides no lo dudes y ponte en contacto con nosotros.

RESUMEN DE LA FRACTURA DE ESCAFOIDES.

  • El escafoides es un hueso del carpo que se suele lesionar por una caída con la muñeca extendida.
  • Los síntomas más típicos son dolor en la tabaquera anatómica, hinchazón y hematoma.
  • Es una fractura que puede pasar desapercibida en la radiografía las primeras semanas por lo que se recomienda hacer un seguimiento.
  • Una complicación grave es que el escafoides está poco vascularizado por lo que puede evolucionar a una necrosis avascular, por lo que hay que empezar el tratamiento lo antes posible.
  • El tratamiento consiste en inmovilización, y tratar el dolor, la inflamación, recuperar la movilidad y la fuerza con fisioterapia.
  • En KiddoSalud estaremos encantados de ayudarte, ponte en contacto con nosotros y evita desplazamientos innecesarios.

Share this article

admin

×

Reserva una cita y nos pondremos en contacto contigo para confirmarla.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies