Fisioterapia En Pacientes Sanos: ¿Por Qué?

agosto 12, 2016 - by admin - in Fisioterapia, Noticias

No Comments

La fisioterapia no trata sólo a personas con alguna discapacidad física, también ayuda a los sanos a prevenir muchas enfermedades degenerativas.

La Fisioterapia es una ciencia y por tanto esta basada en la evidencia y no en la creencia. Sus tratamientos se desarrollan por medio del ejercicio terapéutico y distintas técnicas, que utilizan la ayuda del calor, el frío, la luz, el agua, el masaje o incluso la electricidad.

La fisioterapia es importante porque realiza una recuperación integral abarcando no sólo la parte física, sino también el área psicológica y social en los pacientes; logrando así un proceso más efectivo y mejorando la calidad de vida de cada uno de ellos.

No necesariamente solo las personas que presenten alguna patología deben consultar con un fisioterapeuta, las personas sanas también pueden hacer fisioterapia con un enfoque personalizado, realizando acondicionamientos dirigidos para mantener los músculos y articulaciones en buen estado; potenciando todas las capacidades físicas como la fuerza, flexibilidad, velocidad y resistencia.

En general las personas sanas no tenemos por costumbre ir a tratarnos al fisioterapeuta a no ser que padezcamos una lesión o dolencia. Pero quizás deberíamos si supiésemos cuales son los beneficios de tratarnos sin esperar a tener un problema.

Deberíamos tomar ejemplo de la filosofía de la medicina oriental en la que las personas pagaban los servicios de un médico cuando se encontraban sanos y este realizaba labores preventivas, ofreciendo educación para la salud dirigida y en caso de que las personas enfermasen dejaban de pagar hasta recuperar la salud. Siguiendo esta filosofía conseguiríamos mantenernos más tiempo sanos y equilibrados, que enfermos, ya que en vez de esperar a sufrir dolor u otro síntoma para acudir a tratamiento, acudiésemos como mantenimiento conseguiríamos evitar muchos problemas, como son los tensionales, contracturas, calambres,…

Todos nosotros sufrimos o hemos sufrido de dolor de espalda provocado por el estrés, preocupaciones, nervios o por malas posiciones que adoptamos por culpa del trabajo.

Este dolor esta provocado frecuentemente por contracturas fruto del estrés y estas pueden ser prevenidas con masajes terapéuticos descontracturantes. No hace falta llegar al extremo de sentir un dolor invalidante para ponerte en manos de un fisioterapeuta.

A causa del estrés, nervios, preocupaciones y malas posturas habituales las fibras musculares se contraen, se mantienen en contracción sin volver a su posición normal de relajación por lo que se va formando la contractura o “nudo”, que es lo que luego podemos encontrar a la palpación, una zona más engrosada y dura normalmente en forma de cordón. Para reducir esa contractura, el ayudar al músculo a que vuelva a su posición normal, una de las formas es el estiramiento. Si con los estiramientos no es suficiente, ya que no hemos reducido nuestro nivel de estrés, modificado posturas nocivas o eliminado preocupaciones el músculo sigue doliendo, y poco a poco empieza a obligarte a limitar ciertos movimientos que te agravan el dolor (son las llamadas posturas antiálgicas). Llegados a este punto normalmente es cuando empezamos a tomarnos pastillas (analgésicos, anti-inflamatorios, relajantes musculares…) Un fisioterapeuta puede ayudarnos a “deshacer” ese nudo que se ha formado en las fibras musculares reduciendo el tiempo de recuperación y la cantidad de medicación que tomamos.

Visitar de forma periódica al fisioterapeuta previene este tipo de situaciones, entrena al cuerpo y lo predispone a una mejor situación basal. El recibir tratamiento nos ayuda a prevenir futuras lesiones y mantenernos en un estado óptimo de salud, consiguiendo estar BIEN física y mentalmente el máximo tiempo posible sin sufrir dolor.

El masaje terapéutico tiene múltiples beneficios físicos y psíquicos, es decir sobre el cuerpo y sobre la mente.

Incrementa el flujo sanguíneo local (vasodilatación) lo cual favorece además el drenaje de sustancias bioquímicas locales que incrementan el dolor.

El masaje terapéutico eleva el umbral del dolor debido a una liberación de endorfinas..

Las fuerzas mecánicas aplicadas sobre los tejidos blandos alteran la flexibilidad del tejido conectivo, estimulan el sistema miofascial y estimula cambios en el tono muscular.

Se produce un aumento de movilidad en los tejidos, fascias y músculos. Y se genera un estado de relajación y bienestar.

Son motivos suficientes para visitar al fisioterapeuta de manera regular y no esperar a que surjan los problemas ¿No crees?

Nuestro equipo de fisioterapeutas estarán encantados de ayudarte, en tu propio domicilio, sin salir de casa, evitando desplazamientos innecesarios y ahorrándote una importante cantidad de tiempo. No esperes más y ponte en contacto con nosotros.

Share this article

admin

×

Reserva una cita y nos pondremos en contacto contigo para confirmarla.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies